Estamos a punto de comenzar la Semana Santa y tengo una revolución por dentro. Por un lado (como siempre) no me siento preparado para vivir esta semana como se debe. No dejo de pensar en aquellos que andan en misiones u preguntarme ¿Qué estoy haciendo yo? Por otro lado, aun no he podido ponerme a escribir. Ha sido muy complicado en estos días pues mis hijos demandan mucho tiempo y energía. Bueno, creo que mi mejor opción es ser dócil a la voluntad de Dios y antes que quejarme por algo debo evaluar la lista de lo que tengo que agradecer.

View on Path

Anuncios

De nuevo

Como cada año (tono sarcástico) comienzo de nuevo a escribir en mi blog. Bueno, ahora que pronto dejaré de usar facebook esto tiene más sentido. ¡Bienvenidos! ¡No olviden visitar seguido este espacio!

De nuevo escribiendo

Paz y bien.

Mucho tiempo de no escribir. De hecho al parecer solamente retomo el blog cuando estoy de vacaciones. En fin, comienza otra Semana Santa. Esta cuaresma mejoré en muchos aspectos sin embargo ahora lo que más he descuidado es mi oración y me refiero a orar en serio.

Es Domingo de ramos. Hay mucho que agradecer. Hay mucho que valorar. Es tiempo de platicar, es tiempo de estar, es tiempo de ser.

  

Regreso a clases

Regreso a clases. Te pido Señor por todos los estudiantes que regresan a sus escuelas y los que por alguna razón no pueden regresar. Te pido especialmente por mis alumnos y ex alumnos.

View on Path

Un año que se nos va

Ya se va el 2013 y con él seguramente también se van muchos sueños y proyectos inconclusos pero también si miramos con atención veremos que muchas sorpresas llegaron mes tras mes y es por esas bendiciones cotidianas recibidas sin esperarlas ni pedirlas que hay que mostrarnos agradecidos.

View on Path

Darse tiempo para soñar

Es curioso cómo mientras más pasa el tiempo nos vamos volivendo más y más apáticos a este necesario ejercicio de soñar. Hasta cierto punto es perfectamente entendible… Muchos fracasos, rutina, frustraciones, la negatividad que nos rodea en los medios, los amigos y los familiares… En estas condiciones ¿quién se da el tiempo de soñar? ¿Quien se da el tiempo, no de creer, sino simplemente de pensar en qué las cosas pueden ser mejores y cómo serían o deberían ser?

La verdad es que el ritmo vertiginoso que en ocasiones nos esclaviza lo primero que mata es nuestra capacidad de soñar. Acabamos pensando que no es otra cosa que perder el tiempo y estar alejados de la realidad.

Esto es completamente falso. Los sueños son los que han construído nuestra realidad y la falta de soñadores la que ha empobrecido nuestra sociedad.

Si has perdido algo o completamente esta capacidad ¿por qué no comenzar por ejercitarla hoy?

Es de noche…

Es de noche y yo tan cansado. Mucho trabajo por terminar y poca energía para continuar. Solamente espero en el Señor que recupere algo de fuerza, fe y alegría. Ya no sé lo que digo. Debo dormir un poco. Mañana será otra oportunidad y no la pienso perder.

Estrenando blog

Aquí estoy de nuevo en esto de los blogs. Nome esforzaré tanto en la cantidad como en la calidad. Al menos esa es mi intención.

Lo mejor de todo es que puedo editarlo desde mi iPad.

Bendiciones a todos.