Pascua

20130331-065950.jpg

Pascua significa paso. Para los judíos significó el paso de la esclavitud en Egipto a la libertad. Para nosotros los cristianos significa el paso de la esclavitud en el pecado a la libertad en la gracia por medio de la muerte y resurrección de nuestro Señor.

Cada Pascua debe por tanto ser un paso a una vida de gracia más plena y estar así un poco más transfigurado a Cristo.

¿Realmente he dado un paso hacia el frente? ¿No habré retrocedido como en otras pascuas? En lo personal me siento profundamente agradecido por esta pascua que creo yo no ha sido en vano. Las condiciones interiores de mi vida no son iguales a las de el año pasado y esto me colma de esperanza.

La semilla ha sido plantada. Falta sol, lluvia y fertilizante para crecer. Falta Caridad, vencer tentaciones y silencio. ¡Bendito silencio! ¡Eres un tesoro tan extraño y precioso en estos tiempos en que hay tantos medios de comunicación y tan poca comunicación! ¡Hay tan poca comunicación hacia dentro de nosotros! ¡El silencio es el único medio de comunicación con nuestro interior y con el resucitado que espera en el corazón!